Transplantes de Sangre de Cordón: ¿Una opción de tratamiento para Adultos?

Tres nuevos estudios -dos recientemente publicados en el New England Journal of Medicine y un tercero en la revista Blood- proporcionan pruebas que los adultos con leucemia que no pueden encontrar un donante de médula ósea pueden ser ayudados mediante un transplante con sangre del cordón umbilical.

 

Al igual que la médula ósea, la sangre del cordón umbilical contiene células madre capaces de producir células sanguíneas sanas. Cuando un paciente con un trastorno de la sangre es sometido a tratamiento con altas dosis de quimioterapia o radiación, tanto las células enfermas como las células madre del propio paciente son destruidas. Al igual que con el trasplante de médula ósea, un trasplante de sangre de cordón logra que el organismo del paciente empiece nuevamente a producir células sanguíneas sanas.

 

Sin embargo, el número de células madre en una unidad de sangre del cordón umbilical es pequeña. Por lo que un trasplante de sangre de cordón umbilical ha sido generalmente considerado una opción de tratamiento sólo para niños y adultos pequeños. Estos nuevos estudios constituyen un reto a ese concepto.

 

Sin embargo, el número de células madre en una unidad de sangre del cordón umbilical es pequeña. Por lo que un trasplante de sangre de cordón umbilical ha sido generalmente considerado una opción de tratamiento sólo para niños y adultos pequeños. Estos nuevos estudios constituyen un reto a ese concepto.

 

El primer estudio, llevado a cabo por investigadores afiliados al Registro Internacional de Trasplantes de Médula Ósea y al Banco de Sangre de Nueva York, incluyó a 150 adultos trasplantados con células madre de sangre de cordón y 450 adultos que fueron trasplantados con sangre de médula ósea. Todos los donantes fueron no relacionados.

 

Los pacientes trasplantados con donantes compatibles tuvieron una mejor evolución. Un donante compatible es el que tiene en sus células los mismos marcadores que el paciente (marcadores llamados antígenos leucocitarios humanos o HLA). Los pacientes que recibieron trasplantes parcialmente compatibles experimentaron más complicaciones y en algunos casos una más alta tasa de mortalidad, tanto si se usó sangre de cordón o médula ósea. Sin embargo los autores concluyeron que ambas fuentes deben considerarse como opciones aceptables de tratamiento si el paciente no tiene un donante compatible.

 

Un segundo estudio llevado a cabo por el Grupo Europeo de Trasplante de Sangre y Médula llegó a una conclusión similar. Este grupo comparó 98 adultos que fueron trasplantados con sangre del cordón y 584 adultos que recibieron trasplante de médula ósea de donantes no relacionados. Noventa y cuatro por ciento de trasplantes de sangre de cordón fueron parcialmente compatibles.

 

Aunque el trasplante con sangre de cordón tomó más tiempo para empezar a producir células sanguíneas sanas, la incidencia de complicaciones, la mortalidad ligada al trasplante, la recaída, el período libre de leucemia no tuvieron diferencia significativa con la de los pacientes que recibieron médula ósea.

 

El tercer estudio, reportado por investigadores de la Universidad de Minnesota, estudió si los pacientes trasplantados con dos diferentes unidades de sangre de cordón umbilical es seguro. La combinación de dos unidades de sangre de cordón umbilical aumenta el número de las células madre trasplantadas en un paciente, y podría potencialmente acortar el tiempo necesario para que las células madre empiecen a producir células sanguíneas sanas. Aunque el número de pacientes incluidos en el estudio fue pequeño (23), los investigadores concluyeron que este enfoque es seguro, y puede permitir que mucho más pacientes puedan acceder a un trasplante. Un mayor estudio es necesario para confirmar estos alentadores resultados.

 

Redacción y Colaboradores

Editor: Susan K. Stewart

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AUSPICIO DE

ALIANZA ESTRATÉGICA

MIEMBROS ASOCIADOS